Cómo arreglar el ampollamiento de la pintura

Detenga la penetración de vapores y el ampollamiento

Cómo arreglar el ampollamiento de la pintura

Cómo arreglar el ampollamiento de la pintura

Cómo arreglar el ampollamiento de la pintura

Los propietarios y administradores de viviendas necesitan hacer todo lo que esté a su alcance para contribuir a la durabilidad y la estética de sus inmuebles. Aplicar una nueva capa de pintura es una manera sencilla de lograr este objetivo. Sin embargo, la pintura puede verse dañada por varios problemas graves, entre ellos, el que se denomina ampollamiento. Los dueños de propiedades residenciales y comerciales que tengan en cuenta estos consejos básicos podrán evitar o solucionar este problema.

Ver todos los consejos de pintura profesional   Ver todos los consejos profesionales

¿Qué es?

Cómo arreglar el ampollamiento de la pintura

Ampollamiento de la pintura

¿Qué es?

En la mayoría de los casos, la acumulación de humedad es el principal motivo por el que aparece el ampollamiento. La expansión del vapor neutraliza la capacidad de adherencia de la pintura y genera la formación de burbujas. Estas ampollas pueden formarse en las paredes interiores o exteriores de los edificios. 

Las cocinas y baños son fuentes de humedad interiores que pueden causar que la pintura se ampolle. 

En áreas exteriores, la humedad provocada por las condiciones atmosféricas y el agua de lluvia puede filtrarse entre las uniones de la madera no tratada o en otras zonas expuestas de las construcciones en madera. Si los pintores permiten que se acumulen cantidades excesivas de humedad en superficies recién pintadas, es posible que se formen ampollas.

El clima caluroso puede hacer que los disolventes mezclados con la pintura fresca se evaporen y se expandan hacia el exterior, causando el ampollamiento. 

Ver todas las pinturas para interiores

Cómo resolverlo

Cómo arreglar el ampollamiento de la pintura

Ampollamiento de la pintura

Cómo resolverlo

Para mitigar los efectos del daño provocado por el ampollamiento existente, siga este proceso de 3 pasos:

  • Remover las áreas en las que se ha desprendido la pintura (ampollas) con lijas*, pinceles o un raspador de pintura.

  • Limpiar las superficies expuestas, lijarlas* e imprimarlas con imprimadores alquídicos de alto nivel adhesivo.

  • Una vez que el imprimador haga efecto, volver a cubrir las superficies que tenían ampollas atendiendo a las siguientes pautas de prevención de ampollamiento.


EXPLORE TODOS LOS COLORES DE PINTURA
*¡ADVERTENCIA! Si raspa, lija o quita pintura anterior, es posible que se liberen polvo o gases que contengan plomo. EL PLOMO ES TÓXICO. LA EXPOSICIÓN AL POLVO O A LOS GASES QUE CONTIENEN PLOMO PUEDE CAUSAR EFECTOS ADVERSOS A LA SALUD, TALES COMO DAÑOS CEREBRALES, ESPECIALMENTE EN NIÑOS.  LAS MUJERES EMBARAZADAS TAMBIÉN DEBERÍAN EVITAR LA EXPOSICIÓN Use un respirador debidamente ajustado y de uso aprobado por NIOSH, y evite el contacto con la piel para controlar la exposición al plomo. Limpie cuidadosamente con una aspiradora HEPA y un paño húmedo. Antes de comenzar, averigue cómo protegerse a usted y a su familia comunicándose con la línea directa nacional de Información sobre el Plomo USEPA al 1-800-424-LEAD o visite www.epa.gov/lead.

Cómo evitarlo

Cómo arreglar el ampollamiento de la pintura

Ampollamiento de la pintura

Cómo evitarlo

Antes de pintar:

  • Verificar que los componentes de madera de las estructuras estén bien protegidos de la humedad. 

  • Instalar barreras de vapor de agua en las superficies interiores de las paredes exteriores. 

  • Tratar cualquier área expuesta con un calafateado hidrófugo. 

  • Incluir extractores en las áreas que tienen un alto nivel de humedad.

Al aplicar pintura para exteriores:

  • Aplicar la pintura cuando el clima esté templado. 

  • En climas cálidos, pintar las superficies después de la exposición al sol, no antes. 

  • Evitar pintar en las primeras horas de la mañana, ya que en ese momento del día la condensación del vapor de agua se puede asentar sobre las capas frescas. 

  • Verificar que la aplicación de tapajuntas y el vidriado de las ventanas se hayan hecho de manera adecuada.


Más consejos profesionales