Cómo arreglar el óxido de las cabezas de clavos en la pintura

Cubrir el óxido antiestético con pintura

Cómo arreglar el óxido de las cabezas de clavos en la pintura

Cómo arreglar el óxido de las cabezas de clavos en la pintura

Cómo arreglar el óxido de las cabezas de clavos en la pintura

Un clavo que está oxidado pero aún cumple su función es inofensivo, ¿verdad? Pues, ese mismo clavo puede menoscabar la apariencia general de una pared exterior, una cerca o cualquier otra superficie pintada en exteriores. Los clavos oxidados pueden manchar la superficie pintada. Cambiar los clavos puede ser todo un calvario, pero si sigue estas pautas, podrá cubrirlos para mejorar la apariencia de la superficie.

Ver todos los consejos de pintura profesional   Ver todos los consejos profesionales

¿Qué es?

Cómo arreglar el óxido de las cabezas de clavos en la pintura

Oxidación de la cabeza de los clavos

¿Qué es?

La hermosa apariencia externa de un inmueble es lo que lo vuelve atractivo. Las cabezas oxidadas de clavos pueden arruinar la apariencia general.

  • Si los clavos no están hechos de metal galvanizado, es muy probable que muestren signos de oxidación. 

  • Con el paso del tiempo, las condiciones de humedad pueden producir manchas de óxido que sobresalen de la capa superior debido a las cabezas oxidadas de los clavos. 

  • La aparición de clavos oxidados hace que la pintura se vea agrietada, decolorada y apagada.


Explorar todas las pinturas para exteriores  

¿Cómo resolverlo?

Cómo arreglar el óxido de las cabezas de clavos en la pintura

Oxidación de la cabeza de los clavos

¿Cómo resolverlo?

Para eliminar de las superficies el óxido de las cabezas de los clavos:

  • Lije* las cabezas de los clavos.

  • Enmasille las cabezas de los clavos con masilla acrílica.

  • Aplique un imprimador inhibidor de óxido o antimanchas a las cabezas de los clavos y en el área circundante. 

  • Aplique múltiples capas de imprimador a las cabezas de los clavos.

  • Pinte nuevamente la superficie.


Ver TODOS LOS COLORES DE PINTURA
*¡ADVERTENCIA! Si raspa, lija o quita pintura anterior, es posible que se liberen polvo o gases que contengan plomo. EL PLOMO ES TÓXICO. LA EXPOSICIÓN AL POLVO O A LOS GASES QUE CONTIENEN PLOMO PUEDE CAUSAR EFECTOS ADVERSOS A LA SALUD, TALES COMO DAÑOS CEREBRALES, ESPECIALMENTE EN NIÑOS.  LAS MUJERES EMBARAZADAS TAMBIÉN DEBERÍAN EVITAR LA EXPOSICIÓN Use un respirador debidamente ajustado y de uso aprobado por NIOSH, y evite el contacto con la piel para controlar la exposición al plomo. Limpie cuidadosamente con una aspiradora HEPA y un paño húmedo. Antes de comenzar, averigue cómo protegerse a usted y a su familia comunicándose con la línea directa nacional de Información sobre el Plomo USEPA al 1-800-424-LEAD o visite www.epa.gov/lead.

Cómo evitarlo

Cómo arreglar el óxido de las cabezas de clavos en la pintura

Oxidación de la cabeza de los clavos

Cómo evitarlo

Si no se toman medidas preventivas al pintar por primera vez una superficie con clavos, es muy probable que el óxido de las cabezas de los clavos traspase la capa superior y produzca manchas de óxido.

Esto sucede especialmente cuando se han lijado las cabezas de los clavos, sin ninguna otra preparación antes de la pintura.

Enmasillar y aplicar imprimador a los clavos expuestos antes de pintar, reduce en gran medida el riesgo de problemas de oxidación de las cabezas de los clavos.

Más consejos sobre pintura profesional